miércoles, 14 de octubre de 2020

Clapboard Jungle

Al pobre diablo Justin MacConnell le atacó la maldición del cine siendo niño, ahora ya bien crecidito la cosa ha empeorado. Hace años que ya no le basta la cinefagia porque necesita procrear, dirigir sus propias obras. Alcanzar tal objetivo es una tarea titánica, por eso intenta exorcizar sus demonios con un documental para poner en imágenes lo más arduo de su vocación: la financiación. Desde el 2013 vagó por el mundo del "business" cinematográfico buscando que alguien pusiera la pasta en alguno de sus proyectos para así no caer en el pozo sin fondo del endeudamiento. Guillermo del Toro, George Romero o Paul Schrader le asesoraron, y logró, por fin, llevar a puerto la película Lifechanger en el 2018. Nosotros la vimos y la juzgamos, pero tras ver los padecimientos de Justin, quizá fuimos un poco duros con ella. Conclusión: al mismo Hércules le costaría un riñón hacer un film independiente.

Puntuación @tomgut65: 7/10





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!