viernes, 26 de abril de 2019

Vengadores: Endgame

Veintiuna películas a lo largo de doce años han hecho falta para llegar a este punto donde todo cobra sentido, encajando como anillo al dedo, o mejor dicho, como guantelete en la mano. Si Vengadores: Infinity War puso las expectativas por las nubes, esta segunda parte de la aventura final todavía las tenía más altas, y de nuevo las ha superado con creces.

Y no creáis que Endgame, por ser una continuación directa de Infinity War, nos ofrece más de lo mismo, todo lo contrario, la anterior era un espectáculo puro y duro que durante dos horas y media nos ofrecía un entretenimiento frenético, y en este caso el tiempo también pasa volando, pero tirando de emotividad y épica de las que erizan la piel, algo que está presente desde el primer al último de los ciento ochenta y un minutos que dura, además de las esperadas hostias como panes que nunca pueden faltar.

Esta vez no todos los superhéroes gozan del mismo protagonismo por razones obvias, pero la gran cantidad de personajes que aparecen tienen un papel fundamental para conseguir el objetivo que persiguen, demostrando que es necesario estar unidos para vencer. De este modo, el trabajo de tantos años desarrollando el trasfondo personal y el carácter genuino de sus protagonistas se desata en este desenlace que se viste de autohomenaje, tanto para el espectador como para el propio reparto, llegando a un punto en el que es difícil contener las lágrimas al presenciar acontecimientos demoledores unidos a la certeza de que se acaba una etapa dorada y única en la historia del cine.

Mi puntuación: 10/10



jueves, 25 de abril de 2019

La importancia de llamarse Oscar Wilde

Biopic que nos cuenta los últimos años de vida, con varios flashbacks entre medias, del celebérrimo poeta que da título a la película, con el actor Rupert Everett poniéndose por primera vez tras las cámaras para contarnos una historia impactante, melancólica y desazonadora, en la que el propio director encarna a su protagonista principal de un modo magistral, siendo sin duda lo mejor de un largometraje cuyo elenco se completa con varios rostros conocidos. Si bien se limitan a narrarnos los hechos de un modo formal y efectivo, goza de un tono poético en varios diálogos e imágenes que la hacen destacar por encima de producciones similares gracias a una acertada duración y a unas impolutas actuaciones.

Mi puntuación: 6/10


miércoles, 24 de abril de 2019

Familia sumergida

Esta película es el retrato íntimo, lento, detallado, del duelo de Marcela. El duelo lo desencadena la muerte de su hermana, pero vemos a lo largo de la película cómo esta mujer está al borde de la depresión y la desesperanza también en su vida cotidiana, con una familia que la ignora en una casa que es un retrato de ella misma, claustrofóbica, desarreglada, triste, y una vida en la que solamente un extraño, Ignacio, parece escucharla. Gran parte de la cinta transcurre en la cabeza de Marcela, en un mundo de sueños, símbolos y recuerdos, donde se dicen las cosas que se callan en la vida real. Mercedes Morán hace a su protagonista creíble, humana, sensible, y sostiene una obra nada fácil, irregular pero interesante, en ocasiones incluso bella.

Puntuación @cineEnCines: 7/10




martes, 23 de abril de 2019

Réplicas

En esto del cine los científicos únicamente son capaces de terminar con éxito los más complejos experimentos si se enfrentan a una situación personal, nacional, mundial, universal, de extrema gravedad; a grandes males peores soluciones. Keanu Reeves se mete en una de estas encrucijadas en las que la violencia no es el único remedio, y a la que se enfrenta manipulando una imposible parafernalia tecnológica indispensable además para tapar unos enormes agujeros de guion. En suma, se ha de consumir haciendo acopio de una fe casi divina que impida la búsqueda de la más mínima coherencia, de esta manera incluso se puede pasar un buen rato.

Puntuación @tomgut65: 4/10


lunes, 22 de abril de 2019

La pequeña Suiza

En su defensa hay que decir que esta comedia no pretende ni de lejos ser verosímil ni realista, y que la situación de un pueblo que pretende cambiar de país para tener beneficios económicos es solamente un pretexto para la acción, y para el retrato de personajes. La académica guapa pero ausente, el enamorado secreto, la madre entrometida, el alcalde ambicioso, el pelota de turno y sobre todo los cabezotas maduros enconados y fraternalmente confrontados. Los tópicos se suceden uno tras otro, en situaciones cada vez más fantasiosas, y lo hacen con cierta gracia. En resumen, la película solo pretende entretener de forma ligera, inofensiva y olvidable, y eso lo consigue.

Puntuación @cineEnCines: 5/10


domingo, 21 de abril de 2019

Videodrome

Una de las películas más rompedoras del director David Cronenberg, lo cual es decir mucho conociendo gran parte de su original filmografía. En este caso aborda un tema siempre actual como es el atolondramiento del individuo por culpa de los mass media, en esa época mediante el VHS, y que ahora se puede trasladar perfectamente a Internet. Para ello hace uso de impactantes imágenes donde el sexo, el sadismo y el gore se dan de la mano con escenas perturbadoras, en algunas ocasiones metafóricas y simbólicas, y en otras simplemente con la intención de hacernos apartar la mirada de la pantalla. El resultado, aún siendo críptico e inquietante, te deja con ganas de adentrarte de nuevo en este peculiar universo surgido de una mente tan brillante como desequilibrada.

Mi puntuación: 8/10


sábado, 20 de abril de 2019

Bodyguard (Miniserie)

Miniserie revelación del dos mil dieciocho que nos llega desde el Reino Unido para relatarnos las consecuencias de una amenaza terrorista en Londres. De los seis intensos capítulos que la componen, sin duda los mejores son el primero y los dos últimos, ya que por en medio nos encontramos con una buena ristra de tópicos que tiran del clásico juego del gato y el ratón en el que todo el mundo parece sospechoso, algo que resulta ameno, pero que hemos visto mejor ejecutado en temporadas concretas de "24" o "Homeland".

En lo que sí destaca respecto a otras ficciones parecidas es en el profundo desarrollo de sus personajes y la infinidad de claroscuros que tiene cada uno, sobre todo su atormentado protagonista masculino, interpretado formidablemente por Richard Madden, quien eclipsa al resto de un reparto que aún así cumple con creces en sus respectivos papeles. Sin importar lo original que sea tratar un tema tan manido como el terrorismo, lo que es un hecho es que es una serie que nadie dejará a medias ya que engancha como pocas.

Mi puntuación: 6/10