sábado, 11 de julio de 2015

Los viajes en el tiempo en la saga Terminator

Distintas teorías han surgido a lo largo de los años para explicar los acontecimientos de la saga Terminator y en esta entrada exponemos un punto de vista que puede serviros tanto para refrescar la memoria de las cuatro primeras películas de cara a Terminator Genésis (de la cual no desvelamos nada), como para iniciar un interesante debate sobre el funcionamiento de los viajes en el tiempo que nos plantean. Cuidado porque todo el artículo es un SPOILER en estado puro. Empieza a leer si quieres vivir.

En la primera Terminator Kyle Reese viajaba al pasado siguiendo por orden de John Connor a un T-800 interpretado por Schwarzenegger. Por lo que escuchamos en boca de Kyle, el John que le envía conocía el funcionamiento de los terminators y fue adiestrado para la lucha por su madre, algo inconcebible viendo la asustadiza Sarah Connor que conocemos al inicio, pero que cobra sentido durante la propia película al comprobar como se forja la luchadora que más adelante se consolidaría con el paso de los años. De este modo comprobamos como todo sucede como debe ser, siendo las maquinas quienes provocan tanto el día del juicio final como su propia destrucción, pero vayamos por partes.

Al enviar las maquinas un terminator al pasado provocan que éste muera persiguiendo a Sarah Connor en la fábrica de Cyberdine Systems, dejando un chip de su cerebro y un brazo cibernético intactos en sus instalaciones, que se utilizarán para que la empresa cree a Skynet quien acabará provocando el apocalípsis.

Pero no todo es perfecto para los cyborgs ya que persiguiendo al terminator de la primera parte, entró en la maquina del tiempo Kyle Reese, quien iba aleccionado sin saberlo para enamorarse de Sarah Connor y convertirse en el padre de John, responsable de la victoria de los humanos sobre Skynet. La Sarah que surge a raíz de esta experiencia es la misma que ya conocían en el futuro del que viene Kyle. De hecho la foto que lleva encima es de ella huyendo embarazada para entrenar y preparar a su futuro hijo para la tormenta que se avecina.

Es decir, todo está predestinado y ocurre como tenía que ocurrir, eso sí, con un par de paradojas de enorme tamaño que, como suele pasar en estos casos no tienen sentido racional, aunque encajan a la perfección. 


Ahora bien, en Terminator 2: el juicio final este concepto del tiempo cambia, o al menos sus protagonistas no aceptan el hecho de una línea temporal inmodificable. Ahora la frase "no hay destino, sólo existe el que nosotros hacemos" se vuelve fundamental y es el leiv motiv de sus protagonistas. John, Sarah y el T-800, que esta vez es de los buenos, destruyen todo lo relacionado con Skynet y Cyberdine Systems para evitar el día del juicio final y la guerra de maquinas contra humanos. Al final no sabemos si lo consiguen o no, y si hubiera finalizado la saga con esta película todo habría resultado más satisfactorio, dejándonos con una intrigante duda existencial. De hecho esta sensación que queda en el espectador es totalmente premeditada, ya que existe una escena eliminada en la que James Cameron nos muestra un final feliz donde una envejecida Sarah Connor ha sobrevivido junto a su hijo y su nieta a un apocalípsis que nunca llegó.


El hecho de no incluir esta secuencia idílica, además de ser un acierto, les fue de lujo a los responsables de Terminator 3: La rebelión de las maquinas ya que, tras matar de cáncer a Sarah Connor poco después del final de la segunda, retomaron la formula de inevitable futuro, que con algo de retraso acaba igualmente en una guerra cyborg-humana. Por muchos T-800, T-1000 o T-X  que envíen las maquinas, al final lo único que consiguen es llevar por el camino que toca a John Connor y compañía, aunque con algunos cambios significativos. Como ocurre en la primera todo acaba como debe ser, nos guste o no, y en esta tercera parte conocemos los acontecimientos que explican como sobrevive John, junto a su futura esposa, al fin del mundo, acabando en un refugio antinuclear que le sirve para guiar a la resistencia.


En Terminator Salvation asistimos por fin a la famosa guerra, aunque de un modo bastante insustancial que apenas roza la historia original de la que tanto habíamos oído hablar. Aquí John Connor sólo es un oficial, con una profecía mesiánica a sus espaldas, pero que no lidera la resistencia desde el alto mando. Tampoco vemos los viajes en el tiempo ni la misión que los acaba provocando, lo cual suponemos que se lo reservaban para futuras secuelas que no llegaron dado el fracaso de esta película. Básicamente sigue los pasos de la tercera parte en la que el día del juicio finalmente llegó y del que surgió una guerra menos desigualada de lo esperado, quizás debido a los cambios en la linea temporal. Aquí no hay paradojas ni complicaciones, sólo un giro final debido a un plan "maestro" de Skynet carente de sentido.


Y por fin llegamos a Terminator Génesis. Un reinicio/secuela/remake/precuela de la saga con un reparto nuevo, pero con Arnold en su mítico papel de T-800, quien lleva más de treinta años cumpliendo la promesa de que volverá. No vamos a destripar nada de ésta pero os recomendamos que leáis la mini crítica de abajo para haceros una idea de lo que os vais a encontrar si decidís verla.

Aquí os dejamos las mini críticas de todas las películas de la saga, incluyendo la última, un par de interesantes artículos de webs amigas y una linea temporal gráfica con todos los sucesos en orden cronológico de las cuatro primeras películas de la franquicia:





viernes, 10 de julio de 2015

Terminator Génesis

Unos carismáticos protagonistas creíbles en sus papeles, una dirección que insufla frescura a la narración y un inicio formidable son los puntos fuertes del nuevo enfoque de esta popular franquicia. En el lado opuesto tenemos un guión que abusa de los giros perdiéndose en su propia retórica, demasiados personajes que saturan la pantalla y continuos chascarrillos que impiden tomarse en serio una película que de haber seguido un camino menos rebuscado se disfrutaría más. Al igual que la mayoría de producciones actuales entretiene sin trascender, usando la trama habitual de la saga, pero actualizada a nuestros tiempos con un interesante trasfondo crítico. Lo seguro es que, para bien o para mal, sorprende de un modo u otro.

Mi puntuación: 5/10

Especial "Los viajes en el tiempo en la saga Terminator".


Palmarés Atlántida Film Fest 2015

La quinta edición del mayor festival online de cine del mundo ha cerrado sus puertas dando a conocer las películas premiadas. Este año por primera vez los blogs jurado de los Blogos de Oro han elegido la mejor película del festival. 

A continuación os dejamos la lista de ganadores. Clicando sobre cada película podréis acceder a su mini crítica.

PREMIO ESPECIAL BLOGOS DE ORO  A LA MEJOR PELÍCULA
Integrado por casi doscientos blogs relacionados con el cine

Lunático de Eduard Sola


PREMIO ATLÁNTIDA MEJOR PELÍCULA OTORGADO POR JURADO OFICIAL
Integrado por Ángel Sala, Toni Ulled, Kike Maíllo y Mar Coll

Mejor película: Dos Disparos de Martin Rejtman 

Mención especial: Fish & Cat de Shahram Mokri y Traffic Department de Wojtek Smarzowski 


PREMIO DE LA CRÍTICA DE LA ASOCIACIÓN DE CRÍTICOS CATALANES
Integrado por Pablo G Conde, Paula Arantzazu Ruiz y Víctor Blanes Picó

Mejor película Videofilia (y otros síndromes virales) de Juan Daniel F. Molero 

Mención especial: Dos Disparos de Martin Rejtman


PREMIO DEL PÚBLICO A LA MEJOR PELÍCULA

Lunático de Eduard Sola


jueves, 9 de julio de 2015

Terminator

Brillante mente la de James Cameron y su equipo que haciendo uso de paradojas temporales consiguieron una mezcla espléndida de géneros que abarca desde la ciencia ficción hasta el thriller, con pinceladas de terror al más puro estilo "psycho killer". Salvo algunas escenas concretas, los modestos efectos visuales a base de maquetas y maquillaje, cumplen y disimulan a la perfección el "discreto" presupuesto del que disponían. Además, los acontecimientos se suceden con cierta lógica, y a diferencia de otras producciones similares, la acción es la que está al servicio de una historia que encaja aún siendo tan rebuscada.






Terminator 2: el juicio final

El mejor ejemplo, casi de forma unánime entre público y crítica, de que segundas partes pueden ser buenas, e incluso mejores. Cogiendo una estructura parecida a la primera, pero llevándola a un nivel superior, asistimos a un espectáculo en el que la ciencia ficción se vuelve épica y la acción espectacular y trepidante. Pero no sólo eso, los actores se fusionan a la perfección con unos personajes que cobran vida y que gozan de un trasfondo magistralmente desarrollado, con un Schwarzenegger que trasciende su papel de impasible cyborg para conmovernos en numerosas escenas. Y si además la disfrutas por primera vez con la edad de John Connor y te imaginas teniendo tu propio terminator, la consecuencia es un amor eterno por esta película donde la palabra "volveré" cobra todo su sentido la vigésima vez que la ves.



miércoles, 8 de julio de 2015

Tonight & the people

¿Comedia?, no me hizo soltar ni media sonrisa. ¿Apocalíptica?, de aquella manera. ¿Drama existencial?, sólo soltaban naderías. Soy consciente de que no todo ha de ser como Wilder, Romero o Antonioni, pero tras ver esta película me lancé de cabeza a revisar “Uno, dos, tres” para reconciliarme con el cine. Los tiempos cambian y uno ya peina canas por lo que probablemente me haya quedado algo anticuado, o anclado en la edad de oro del arte de la imagen en movimiento, por lo que existe la posibilidad de que sea incapaz de entender el mensaje de la cinta en cuestión, que además está rodada de forma pedestre y en escenarios de cartón piedra. Me digo a mí mismo: resignación abuelo.

Puntuación @tomgut65: 2/10


Terminator 3: La rebelión de las máquinas

La acción por encima de la historia es la premisa de esta tercera parte, lo cual no es malo ya que entretiene sin problemas, aunque no lo suficiente como para hacernos olvidar el alto listón de sus predecesoras. Lo más grave es que siendo la más cara de las tres, y a pesar de la cantidad ingente de explosiones y colisiones, el acabado final del conjunto es discreto, ya sea por una excesiva iluminación o por la ausencia de James Cameron tras las cámaras. Tampoco ayuda el desacertado casting, con un odioso John Connor a la cabeza, quien por fortuna cuenta con Schwarzenegger a su lado para poner el carácter necesario en una película que al menos intenta conservar la esencia de las anteriores.



martes, 7 de julio de 2015

Blind Dates

Cotidiana es la palabra que mejor define esta película georgiana en la que un desmotivado hombre de cuarenta años debe lidiar con la sociedad y con su propia familia para mantener su acomodado, o más bien estancado, estilo de vida. Con un ritmo narrativo sosegado y una ambientación realista, asistimos a los diferentes encuentros que mantiene su protagonista con varias mujeres haciendo que su monotonía se vea alterada mediante situaciones de todo tipo sin caer en el dramatismo fácil. Una propuesta amable que explora una vertiente atípica del amor que funciona gracias a su sencillez y a unas campechanas interpretaciones. 

Mi puntuación: 6/10


Terminator Salvation

En vez de realizar una precuela/secuela, que explicara directamente los acontecimientos que motivaban la primera Terminator, prefirieron andarse con rodeos y obviar casi toda la historia original para mostrarnos una volátil introducción, dejando la puerta abierta para futuras secuelas que por suerte no llegaron. Y es que no basta con decir nombres conocidos y hacer referencias a las anteriores películas para creerse parte de la saga, es necesario un equipo en que director, guionista y productores se tomen en serio su trabajo y ante todo respeten el de los demás. Lo peor es haber desaprovechado a Bale para un papel que le iba perfecto y un contexto que habría dado mucho de sí en las manos adecuadas.



lunes, 6 de julio de 2015

Superdetective en Hollywood

Eddie Murphy confirmó con esta película humorística de acción que iba a dar guerra mucho tiempo explotando su faceta de pillo simpático que con el paso de los años se fue desgastando irremediablemente hasta dejar de tener gracia. Pero no sólo de su descaro vive esta cinta que destila aire ochentero por los cuatros costados, también goza de una ambientación y vestuario súper auténticos, unos diálogos inocentes pero divertidos y ante todo una banda sonora con clásicos de la época cuyo tema principal, a día de hoy, no puedes parar de tararear en cuanto lo escuchas. Entretenida a más no poder desde el instante inicial, y el primer paso de un subgénero que trajo mucha cola.
 
Mi puntuación: 7/10


Time Lapse

Algo habitual en el cine de ciencia ficción es tener una buena idea, atractiva de entrada, que se desarrolla con más o menos intriga pero que al final pierde los papeles cuando no sabe por donde tirar. Este es el caso de la película que nos ocupa, en la que una cámara de fotos hace retratos del futuro y como este descubrimiento afecta a un trío de amigos. La sencilla puesta en escena no se ve reforzada por unas actuaciones poco convincentes, y aunque la historia se entiende sin mucha dificultad, el caos reinante en la narración durante su desarrollo y las precipitadas explicaciones hacen que nos lleguemos a agobiar en demasiados momentos de este modesto y desaprovechado largometraje.  

Mi puntuación: 4/10


domingo, 5 de julio de 2015

Traffic Department

Por las calles de una lluviosa y sucia Varsovia presenciamos como la corrupción inunda la policía de tráfico salpicando a un “honesto” agente de este cuerpo. El ritmo frenético de secuencias y diálogos debido a una gran labor de montaje, obligan al espectador a no parpadear si no quiere perder el hilo de los acontecimientos, hasta el punto de rozar la confusión y el guirigay en muchos momentos. Destacable también en esta cinta polaca el elenco de actores, todos muy ajustados en su papel, incluso en su aspecto físico, y los considerables medios para el rodaje que le dan un acabado final tan notable como el de cualquier gran producción occidental.

Puntuación @tomgut65: 6/10