sábado, 4 de octubre de 2014

Sin ley (Lawless)

En plena Ley Seca los tres hermanos Bondurant se enfrentan a una corrupta policía mientras destilan y trafican alcohol. Con un tono seco salpicado de estallidos de violencia Hillcoat refleja el modo de vida de los “white trash” con personajes de una pieza y tópicos sobre el honor, el valor y la venganza. De su impresionante reparto, en buena medida desaprovechado, destaca un monolítico Tom Hardy y el sorprendente Shia LaBeouf, además de la dulce Jessica Chastain o el episódico Gary Oldman. Irregular pero merecedora de su estreno, de una vez, en España.

Puntuación @tomgut65: 6/10


Under the skin

Las suposiciones son el motor de esta película cuya historia avanza a base de interpretar las imágenes que te muestra y con la esperanza de que lo que pasa por tu cabeza sea lo correcto. Más allá de eso queda una historia bastante corriente que si no fuera por el modo en el que está contada no sería tan especial como pretende ser. Eso sí, la belleza de los planos, la calma de las secuencias y la música futurista ayudan sin duda a ponerte en situación, aunque toda esta innovadora puesta en escena queda en el olvido por culpa de un final demasiado torpe y ordinario para mi gusto.

Mi puntuación: 4/10


viernes, 3 de octubre de 2014

The Quiet Ones

Pocas cosas podemos destacar de esta previsible y poco original cinta de terror que se adentra como tantas en el manido subgénero de las posesiones sin aportar nada novedoso y haciendo uso en su mayor parte de la ya cansina cámara en mano. Las actuaciones son lo poco que se salva gracias sobre todo a una emergente Olivia Cooke que despunta como chica supuestamente poseída. Al menos el final, a pesar de ser tópico a más no poder, nos despierta de nuestro letargo subiendo el nivel de una tensión que ha estado prácticamente ausente durante todo el metraje.   

Mi puntuación: 3/10


Child of God

Da la impresión de que el lenguaje visual que se usa en esta película se queda corto para narrar con vehemencia las vivencias, pensamientos y motivaciones de un marginado social seriamente perturbado. Este obstáculo se compensa en gran parte gracias a una puesta en escena sobria y acongojante, y sobre todo por la desgarradora actuación llevada al límite de un semidesconocido Scott Haze, el cual dará mucho de que hablar si sigue por este camino. Para bien o para mal, de lo que se puede estar seguro es que este largometraje no dejará indiferente a nadie.

Mi puntuación: 6/10





jueves, 2 de octubre de 2014

Un viaje de diez metros

El problema de esta película es que divaga entre dos géneros sin llegar a cuajar en ninguno de ellos. Para empezar las partes de comedia romántica resultan insulsas y no se profundiza mucho en las relaciones que surgen entre los personajes haciendo que los momentos más emotivos pasen sin pena ni gloria. Por otro lado la trama principal que trata sobre la realización personal y de lo que es importante en la vida avanza a trompicones y está narrada de un modo precipitado. Está claro que su objetivo es provocar sonrisas y ternura sin arriesgar demasiado, pero a veces cuando buscas el empate acabas perdiendo el partido.

Mi puntuación: 3/10


miércoles, 1 de octubre de 2014

Red State

Sorprende ver a Kevin Smith dirigiendo y escribiendo el guión de un thriller de terror, y aunque obtuvo el premio a la mejor película en Sitges 2011, creo firmemente que debería volver a sus orígenes y dejarse de experimentos. En este caso ha cogido un hecho real de fanatismo religioso y lo ha convertido en una historia que navega entre varios géneros pero que no encuentra su rumbo, convirtiendo rápidamente el interés y la intriga iniciales en un despropósito tras otro. A pesar del manifiesto tono crítico e irónico que caracteriza la película, debo decir que su faceta antirreligiosa tiene más gracia cuando se la toma menos en serio.

Mi puntuación: 4/10


martes, 30 de septiembre de 2014

El bazar de las sorpresas

Si se estrenara en la actualidad no aportaría nada nuevo al explotado género de las comedias románticas, pero fue hace setenta años cuando marcó la diferencia y aún hoy su propuesta prevalece gozando de mucha más frescura que la mayoría de películas similares con las que nos han bombardeado los últimos años, además de estar muy por encima de su prescindible remake, "Tienes un e-mail". Mediante sus entrañables e inocentes personajes nos relata una historia de amor sencilla, poco profunda pero conmovedora, con diálogos tan sutiles como punzantes y por supuesto apta para toda clase de público.

Mi puntuación: 7/10



lunes, 29 de septiembre de 2014

La isla mínima

Los espectaculares planos aéreos que nos muestran al inicio de la película ya dejan entrever el laberinto geográfico y argumental en el que nos van a introducir y por el que iremos acompañados de una sorprendente pareja protagonista rebosante de química y fuerza interpretativa. Si a esto le sumamos un guión inteligente que huye de lo evidente en el que ningún personaje es blanco o negro y una impoluta dirección con un calmado ritmo narrativo, el resultado es una de las mejores películas españolas de este siglo y una magnífica puesta al día del cine negro clásico de toda la vida. 

Mi puntuación: 8/10