jueves, 2 de octubre de 2014

Un viaje de diez metros

El problema de esta película es que divaga entre dos géneros sin llegar a cuajar en ninguno de ellos. Para empezar las partes de comedia romántica resultan insulsas y no se profundiza mucho en las relaciones que surgen entre los personajes haciendo que los momentos más emotivos pasen sin pena ni gloria. Por otro lado la trama principal que trata sobre la realización personal y de lo que es importante en la vida avanza a trompicones y está narrada de un modo precipitado. Está claro que su objetivo es provocar sonrisas y ternura sin arriesgar demasiado, pero a veces cuando buscas el empate acabas perdiendo el partido.

Mi puntuación: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!