sábado, 13 de julio de 2019

Homecoming (1ª Temporada)

Está claro que Julia Roberts es el mayor reclamo para darle una oportunidad a esta extraña y sorprendente serie, pero una vez empezada descubres que tiene muchos más argumentos para seguir viéndola. El principal es el suspense que empapa toda la historia, con una intriga que no sabemos muy bien por donde nos llevará hasta bien pasado el ecuador de esta primera temporada que es fiel a sus principios narrativos hasta el último segundo. En lo visual también destaca, con una parca puesta en escena que lleva la formalidad al extremo, y que se ve incrementada por la sobriedad de un excelente reparto que interpreta personajes profundos y tridimensionales.

Mención aparte merece como se saltan las reglas del formato televisivo, tanto en la relación de aspecto de la pantalla como en el metraje, con un total de diez capítulos que rondan de media los treinta minutos cada uno, como si de una comedia se tratara, pero sin nada que ver con este género, ya que es una serie que se mueve entre el drama puro y duro y el thriller psicológico hitchcockniano. En definitiva, engancha y estimula como pocas, por lo que resulta altamente recomendable.

Mi puntuación: 8/10


viernes, 12 de julio de 2019

An Accidental Studio

Este es un documental hecho con mucho cariño a los estudios HandMade, una productora que jugó un papel esencial en cine británico de los años ochenta. El largometraje se mueve principalmente en el terreno de la emoción, los entrevistados hablan de los estudios con evidente nostalgia de un ambiente y una época, y al hablar sobre la productora se da tanta importancia a la figura de George Harrison y su equipo como a las películas que produjeron, y su significación para la cinematografía británica. Es un homenaje a la generosidad y a la integridad de un mecenas, y en eso radica su fortaleza, en tanto que la forma es simple, basada en entrevistas hechas para esta película y en material de archivo, montadas sencillamente en sucesión, con más sentimiento que orden.

Puntuación @cineEnCines: 6/10


jueves, 11 de julio de 2019

Lo nunca visto

Los vecinos de un pueblo que se despuebla tienen que encajar la llegada de un grupo de africanos. Buena parte de los chistes de la película, más simples que divertidos, se centran en la ideas preconcebidas sobre los recién llegados, y los comportamientos terriblemente torpes para con ellos, o en su terriblemente torpe integración. Es una película bienintencionada en el fondo, que toca temas serios como la inmigración, los prejuicios y la España vacía, que merecían bien que se le hubiera puesto más cuidado a la forma, ya que ni un reparto profesional y competente consigue hacerla atractiva.

Puntuación @cineEnCines: 4/10


miércoles, 10 de julio de 2019

Nosotros

Cuesta mucho encontrar una cinta original, sorprendente a la par que entretenida estos días, y hay que reconocer que el director, productor y guionista Jordan Peele consigue este complicado triplete en su segunda película tras llamar nuestra atención con Déjame salir. Para ello coge elementos de varios clásicos, que no nombraremos para evitar spoilers, mezclando con acierto diferentes géneros; empezando por el suspense, para seguir con el thriller, la acción, por supuesto el terror que está presente en todo momento, y un trasfondo de drama social con feroz crítica política actual envuelto en un manto desenfadado de humor negro y cierta coherencia en el comportamiento de sus personajes.

Es decir, un guión inteligente en su conjunto que defraudará a quienes busquen respuestas explícitas para todo, aunque las hay en su justa medida para que no andemos a ciegas, pero que realmente son lo de menos, ya que todo es un medio con el fin de transmitir una idea que da en el clavo. Y sin olvidarnos de Lupita Nyong'o, quien arrasa en pantalla eclipsando a sus compañeros de reparto. Aún así, hay que reconocer que no todo son bondades, ya que hay varios detalles, alguno importante, que empañan un resultado final que podría haber sido más notable si cabe, lo que no impide que estemos ante un largometraje, que para bien o para mal, es garantía de no indiferencia.

Mi puntuación: 7/10


martes, 9 de julio de 2019

El rey proscrito

Secuela inconfesada e inconfesable de la mítica, y un pelín sobrevalorada, todo hay que decirlo, Braveheart. La acción se inicia tras la muerte de William Wallace, o Mel Gibson para que nos entendamos, mostrando las consecuencias de la rebelión y la inmediata pugna por el Reino de Escocia. Este juego de tronos no traspasa la pantalla al carecer del aura mítica que a priori cabía esperarse por obra de una frialdad expositiva en beneficio del "rigor" histórico y de la ambientación realista. Ambos factores no impiden la aparición de la trillada trama sentimental, las muestras de loco heroísmo patriótico y la maldad desaforada que se le atribuye a los ingleses frente al idealismo casi bucólico de los highlanders. De agradecer el intento de Netflix aunque les saliera una medianía.

Puntuación @tomgut65: 5/10


lunes, 8 de julio de 2019

El cuento de las comadrejas

Al ver la casona donde transcurre la mayor parte del largometraje, que ha vista mejores días, y sus habitantes, a un grupo de personas ya mayores, con un gran pasado en el mundo del cine y un presente dudoso en su vida persona, se les cae el alma a los pies. Pero eso pasa pronto, cuando unos recién llegados, jóvenes y guapos, los fuerzan a reaccionar. Hay referencias muy divertidas a grandes películas, entre ellas a "El crepúsculo de los dioses", salvo que estos ancianos brillan como el sol del mediodía. Diálogos chispeantes, rebosantes de humor inteligente y punzante y entregados, con un derroche de vitalidad y talento, que hace que las dos horas de la película se pasen como un suspiro. Qué gusto da ver una comedia realmente divertida dirigida a un público exigente.

Puntuación @cineEnCines: 8/10


domingo, 7 de julio de 2019

Black Summer (1ª Temporada)

A diferencia de "Z Nation", cuyo tono es bastante más cómico festivo, esta precuela de dicha serie de zombies pretende subir el nivel de realismo y seriedad. Y de hecho sería así si no causara alguna que otra risa sin proponérselo, ya que a lo largo de sus solamente ocho capítulos de entre veinte y cuarenta minutos cada uno, asistimos a situaciones realmente absurdas, donde los muertos vivientes son lo de menos, o ni siquiera aparecen, y lo que nos encontramos es un amplio número de vivos enajenados mentalmente. 

La supuesta intención de esto es criticar la naturaleza humana, pero el precio es dedicar demasiado tiempo a comportamientos incoherentes en prejuicio de desarrollar el contexto global, o lo más importante, el trasfondo de unos personajes protagonistas caricaturizados y estereotipados, que al final nos importa muy poco si viven o mueren. Aún así podemos salvar los intensos primer y último capítulo, mareantes y reiterativos a nivel fílmico como el resto, pero divertidos al menos, lo cual no podemos decir de los demás episodios de la primera y última temporada que veremos de esta serie.

Mi puntuación: 4/10