viernes, 3 de octubre de 2014

The Quiet Ones

Pocas cosas podemos destacar de esta previsible y poco original cinta de terror que se adentra como tantas en el manido subgénero de las posesiones sin aportar nada novedoso y haciendo uso en su mayor parte de la ya cansina cámara en mano. Las actuaciones son lo poco que se salva gracias sobre todo a una emergente Olivia Cooke que despunta como chica supuestamente poseída. Al menos el final, a pesar de ser tópico a más no poder, nos despierta de nuestro letargo subiendo el nivel de una tensión que ha estado prácticamente ausente durante todo el metraje.   

Mi puntuación: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!