miércoles, 14 de octubre de 2020

Sputnik

Desde Rusia con terror aterriza este largometraje que no innova demasiado en su planteamiento inicial de típico ente poseedor, pero sí lo hace en el cúmulo de acontecimientos que esto provoca, con continuos giros de guion e incluso con margen para el drama familiar a base de indagar en las vidas de la pareja médico-paciente protagonista, interpretada mesurada y convincentemente. También hay espacio para el suspense y un ápice de acción, lo cual hace que, pese a que le sobre algunos minutos, no resulte cargante en ningún momento, y además sea agradable a la vista gracias a un cuidadoso trabajo de fotografía y a una lograda ambientación en concordancia con la truculenta historia que narra.

Mi puntuación: 6/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!