jueves, 15 de octubre de 2020

Wendy

Actualización para público adulto del mito de Peter Pan, rebosante de óptica realista y visión adusta del paso del tiempo. Inapropiada para verla en familia, los pequeños no entenderían su carga simbólica, posee tanta dureza conceptual que requiere haber cumplido unos cuantos años para digerirla. Como en la obra original de J.M. Barrie, enfatiza el rayo de esperanza que ofrece la aventura de la vida, no podría ser de otra manera, y es a la vez un elogio de la inocencia infantil como la única manera de mantener esa ilusión por el porvenir que la edad va extinguiendo implacablemente. Rodada con enorme austeridad en todos los aspectos, adolece en muchos momentos de ritmo, y se encomienda en exceso a las licencias imaginativas, pero aun así intercedemos por ella.

Puntuación @tomgut65: 6/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!