sábado, 17 de octubre de 2020

She dies tomorrow

La certeza de que al día siguiente finalizará nuestra existencia podría dar el suficiente juego como para desarrollar inquietudes humanas básicas, o al menos para mostrarnos comportamientos consecuentes con dicha premisa. En cambio este largometraje somete a sus personajes a una sensación de desidia constante durante una larguísima hora y media en la que apenas ocurre nada más allá de ver deambular a un grupo de individuos mientras repiten la misma frase o tienen conversaciones absurdas. La puesta en escena y las actuaciones son más que aceptables, pero cuando un supuesto thriller fantástico de suspense se destapa poco a poco como un incongruente experimento, el interés por el qué, el quién o el porqué está ocurriendo desaparece, y la desmotivación traspasa la pantalla contagiando al espectador. O algo falla en la película o quizás muramos mañana...

Mi puntuación: 3/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!