miércoles, 17 de octubre de 2018

Piercing

Más que un largometraje en sí mismo parece que estamos ante un ejercicio de estilo, y en ese aspecto cumple con creces, ya que usando pocos escenarios y actores, su director consigue realizar una delicia para la vista y los oídos. Por desgracia sus bondades se quedan en la superficie, ya que lo que nos cuenta solo es un mecanismo para un fin estético. Desconocemos mínimamente las motivaciones de sus personajes, de dónde vienen ni a dónde irán, tampoco existe una lógica en el desarrollo de acontecimientos y hasta resulta repetitiva durando apenas ochenta minutos. Terror cómico, o más bien una comedia de terror, en la que el realizador de The eyes of my mother arriesga, lo cual es de alabar, pero sin convencer en su totalidad.

Mi puntuación: 4/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!