sábado, 6 de octubre de 2018

Desenterrando Sad Hill

Mientras veíamos este documental no pudimos evitar compartir buena parte de la misma emoción cinéfila que sintieron los que participaron en su confección, destila tal amor por el cine que se nos hace imposible poner objeciones. La reconstrucción del falso cementerio en el que se rodó el duelo final a tres bandas de El bueno, el feo y el malo, la culminación de la Trilogía del Dólar del maestro Sergio Leone, sirve para rememorar su accidentado rodaje y comprobar como el paso del tiempo la ha mitificado. Al salir en pantalla el mismísimo Clint Eastwood o Ennio Morricone, entre otros, nos hace volver a la ingenua fascinación que experimenta un niño al presenciar un grandioso espectáculo, no es necesario un gran despliegue de medios técnicos o artísticos, bastan las palabras emocionadas de los fans para comprender el motivo de su seducción.

Puntuación @tomgut65: 8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!