domingo, 7 de octubre de 2018

The night eats the world (La nuit a dévoré le monde)

¿Qué harías si te quedaras atrapado en un edificio de apartamentos parisino en pleno apocalipsis zombi?, pues aburrirte y perder poco a poco la chaveta. Esto le sucede a Sam, el protagonista de esta película francesa a la que algunos le han buscado metáforas existencialistas que nosotros no acabamos de encontrar. Este tono parsimonioso, lento y claustrofóbico es, de vez en cuando, roto por la aparición de unos muertos vivientes bien aparentes que intentan acoger al "héroe" entre sus amorosos brazos y dientes. Lo que nos vienen a decir es que sobrevivir al fin del mundo podría ser algo largo y monótono. Aunque solo sea por eso, casi mejor que no llegue ese día.

Puntuación @tomgut65: 5/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!