lunes, 8 de octubre de 2018

Office Uprising

Suena bien lo de ridiculizar a las corporaciones armamentísticas norteamericanas y al exacerbado culto a las armas que impera por aquellos lares, siendo además muy politicamente correcto, y si conviertes a los ejecutivos de una de esas empresas en intoxicados sedientos de sangre, la sátira es aún más despiadada. El problema es rellenar noventa minutos de chanzas y burlas sin caer en la reiteración, ahí está el quid de la cuestión, al poco rato lo inicialmente gracioso pasa a ser más de lo mismo por mucha acción y sangre que le pongas si no hay algo más de fondo. Hace reír un ratico por lo que no es, ni mucho menos, un desastre total, pero cansina si lo es, y mucho.

Puntuación @tomgut65: 4/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!