sábado, 6 de octubre de 2018

One Cut of the Dead

A falta de presupuesto hay que tirar de buenas ideas, y eso es lo que hace esta película japonesa que ha costado solamente veinticinco mil euros. Sorprende por su original guión cargado de giros, emociona por su homenaje a la esencia del cine y sobre todo hace reír sin descanso en cada uno de sus diferentes actos. Eso sí, aunque la primera mitad parezca una cinta cutre de zombies debéis seguir viéndola hasta el final, ya que es cuando llegan los mejores momentos y donde surge toda la magia. Da igual que los efectos especiales sean modestos y las actuaciones funcionales, en cuanto aparezcan los títulos de crédito desearás, o más bien necesitarás verla de nuevo mientras aplaudes incesantemente.

Mi puntuación: 8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!