martes, 10 de octubre de 2017

Entrevista a Hugo Silva y Arancha Martí

A raíz de la proyección de Solo se vive una vez en el Festival de Sitges 2017, tuvimos el placer de entrevistar a dos de sus actores, Hugo Silva y Arancha Martí, quienes destacan en un reparto de lujo con nombres tan importantes como Gerard Depardieu, Santiago Segura y Carlos Areces.


- ¿Hugo como preparaste tu acento de Europa del este para interpretar a "El Rumano" en la película?

Hugo Silva: Pensando en como prepararme el papel se me vino a la cabeza, sin tener en cuenta la nacionalidad, un luchador de la MMA famoso, digamos como una super estrella, sobre todo me gustaba por la chulería que tenia este personaje, como muy prepotente, muy viril, y de repente me acordé que cuando yo entrenaba boxeo, en el gimnasio había un tipo que había sido boxeador profesional y aparte estuvo en el equipo olímpico en Rumanía, así que le contraté para que me entrenase solo a mí, y el segundo día ya le dije que estaba preparando un personaje rumano y le dije: "quiero que me traigas música, quiero que me cuentes cosas, quiero que hablemos un poco de todo que me contases tu vida".

Quería que me contara como se llegó a hacer boxeador y todo eso y estuve “jugando” con él unas tres semanas bastante intensas, todos los días, y luego lo que hice fue un poco dejarme llevar, intentar estar lo más cómodo posible para que el hecho de que tuviera acento y que fuera un personaje tan marcado no fuera en contra, si no a favor de la historia. Lo que pasa cuando haces un villano y sobre todo un villano de este tipo de películas de acción y de comedia es que tienes muchísimas más licencias, te puedes explayar muchísimo más, porque el público va a jugar a tu favor, va a estar de tu lado, entonces ha sido muy muy divertido, he podido jugar mucho más de lo que yo me esperaba con este personaje.


¿Improvisando también o siempre ciñéndote al guión?

H: Bueno, siempre intentado ceñirme al guión, yo soy de los que piensa que si hay una palabra escrita es por algo, si el personaje dice esto, vamos a ver por que lo dice de tal forma y luego ya vemos si lo podemos acomodor de alguna otra forma. Lo que si que pasó es que en los ensayos, y en el mismo rodaje con Fede, empezamos a  jugar y fueron surgiendo cosas distintas. En “Despido Procedente” con Imanol Arias, Fede vino a coreografiar una pelea entre Imanol y yo, y ya empecé a jugar con él y a hacerle un poco el dibujo y el acento. A Fede le encantaba y me dijo "quiero que lo lleves por ahí" y fue por donde intenté llevarlo, y la verdad es que me lo pasé muy muy bien. Es muy divertido hacer un malo de verdad, es lo más, de lo mejor que hay.


- Ahora que comentas la película de “Despido Procedente” tienes un vinculo con Argentina, que es a raiz de Fede? Como ha surgido esto y como es que ahora estas empezando a trabajar más en Argentina?

H: Axel Kuschevatzky es un productor argentino, un tipazo, un “capo” que dicen ahí. Un tipo que a la vez es una persona maravillosa, es super cercana y Axel hace mucho tiempo me mandó un privado por twitter y me dijo, ¿te apetece venir a Buenos Aires a rodar una película? Y yo le dije que me apetecía mucho y me propuso “El Hilo Rojo”. Yo lo hice, y la verdad que funciono bastante bien en Argentina, y bueno en el mercado Argentino que comprende no solo Argentina, sino Chile, Perú y toda latinoamerica. A partir de ahí conocí a todas las productora, a todo el service, luego a Buenos Aires y ya empezaron a proponerme cosas y una de ellas fue "Solo se vive una vez" y entré de cabeza.


- Arancha, ¿tu espaldarazo ha sido "La gran familia española" o más las series de televisión?

Arancha: Por "La gran familia española". La verdad es que en televisión he trabajado muy poquito y "La gran familia española" es uno de los proyectos que siempre recordaré con más cariño y fue un lo que me dio un poco de vida en esta profesión.


- Arancha, has rodado un montón de capítulos de “Ciega a Citas” y también has salido en capítulos sueltos de series, ¿cuales son las grandes diferencias entre trabajar en una serie y trabajar en la gran pantalla?

A: Hay muchísimas diferencias a la hora de trabajar como actor también, y más en el caso de “Ciega a Citas”. Era una serie diaria, entonces el ritmo que se lleva en una serie diaria es matador, o sea, para que te hagas una idea a lo mejor grabas trece o catorce secuencias al día más o menos, entonces todo tiene que ir mucho más rápido que en el cine donde hay unos tiempo hay más planos. En una serie diaria todo tiene que ir muy rápido, empiezan la jornada a una hora, termina a otra y todo tiene que estar grabado, y claro como actor, el cine te permite investigar tu personaje y demás, en una serie diaria vas a salvar un poco más y limitarte a decir el guión y a decir lo que se pueda en el poco tiempo que hay.


- Hay una escena de acción al final de la película, con una persecución que es espectacular y tu Hugo estás ahí en medio dándolo todo, ¿como ha sido grabar esa escena tan holliwoodiense con bazocas, explosiones?

H: Yo tampoco lo tengo claro eh (se ríe) me daba Fede las armas y yo decía "joder como pesa esto". Los efectos de las explosiones de coche son reales. Supongo que estarán apoyados con CGI, pero son reales, o sea han cortado calles. Se rodó en Puerto Madero, y por ejemplo esto en Madrid es inconcebible, se podría pero tienes que montar un pollo enorme y en Buenos Aires un sábado la puedes liar bastante gorda. La verdad que es divertídisimo.

A: En la película  revientan no se cuantos coches en la escena esta. Dos coches y un camión o tres coches y un camión.

H: Pues el camión cisterna explota de verdad. Yo ese día aun no estaba en Argentina cuando se rodó pero nada más llegar lo primero que hizo Fede fue decirme “Mirá loco mirá” (reímos todos) y yo "pero esto es así" y el “sí sí esto es así, el camión explota”


De ahí viene lo que tu comentaste ayer en la presentación de la película lo de “tranquilos estamos todos vivos”

Hugo: Sí sí claro por eso lo dije, dije tranquilos estamos todos vivos cuando acabe la película vais a saber porque.


- Os voy a preguntar algo sobre formación actoral, creo que Arancha comenzó con Cristina Rota y quería preguntarte que has sacado en claro de todo tu paso por la escuela.

A: Bueno, como en todos los pasos por las escuelas te quedas con unas cosas con otras pues no te quedas y bueno luego yo he continuado despues de Cristuina Rota con Natalia Mateo, formandome también en guión y en dirección, he continuado también con Fernando Piernas, con diferentes maestros, porque bueno de cada uno se aprende algo diferente y siempre te quedas con algo que te sirve, ellos te enseñan el camino y te dan las herramientas, pero realmente para mi, donde se aprende de verdad es trabajando, la verdadera escuela es el trabajo.


- ¿Teatro también has hecho?

A: Sí, tuve la oportunidad en el Teatro Fernando Fernan Gomez en una obra que se llamaba inmunidad diplomática y bueno el teatro es que e sla prueba de fuego del actor totalmente, ahí no hay cortes, es toma única y ya está. Y he tenido la suerte de hacer ahí un papel pequeñito, osea empezar con algo más chiquitito sin la responsabilidad del protagonista, pero me encantó la experiencia. El teatro es maravilloso.


- Hugo, ¿intuición o técnica? ¿método o instinto?

H: Yo creo que al principio hay que crear casi casi tu propio método, experimentar y crear tu propio método, yo ahora ya de lo único que me fío es de la intuición, pero he pasado por un proceso, osea quiero decir que está claro que primero tienes que aprender, tienes que tener una conciencia de todo, no sabría decirte cual es el mejor maestro, creo que un poco coincide todo, no solo que el maestro sea bueno si no que sea bueno para ese alumno.


- ¿O lo que funcione mejor de cada, no?

H: Sí, pero una vez que empiezas a manejar tu propias herramientas, empiezas a jugar, empieza a tener sensaciones, yo ahora me estoy un poco dando la vuelta, o sea, yo ahora de lo que más caso hago es de la intuición, de la primera lectura, de las imágenes que me vienen a la cabeza. Cada vez creo que, esto va a parecer bastante como muy místico, pero yo creo que si en la vida nada es casualidad y si te toca un personaje seguramente es por algo, porque seguramente tengas que aprender algo de él, es como casi que el personaje te elige a ti (Arancha asiente) todo es circunstancial en la vida, pasas pruebas, pasas de todo, pero al final el actor aprende de los personajes que crea, aprende muchísimo.


- Y también el trabajo del director será muy importante ¿no?

H: Totalmente, porque fíjate lo que te cabo de decir, imagínate, si cada actor tiene su propia paja mental y su movida y tal tiene que haber alguien que ponga un poco de orden que acote y que sobretodo tenga una visión periferia y general de toda la historia porque sino somos un montón de creadores queriendo poner nuestro granito de arena y hay que poner un poquito de orden, eso está claro.

- Arancha, a colación con lo de que cogéis algo de los personajes y los personajes cogen algo de vosotros, tu personaje está como en una especie de trío amoroso, pero al final no se queda con el más guapo, que es que suele ocurrir en el cine.

A: (Ríe) Cierto, no elige el guaperas de toda la vida, y eso hace que resulte original, y la verdad que con el tema de la religión judía va al caso, ella sigue sus pautas y además es la hija de un rabino así que no toma una decisión basada solamente en el físico, si no en algo más profundo.


Muchas gracias a Aranacha y Hugo por la entrevista y mucha suerte con el estreno de su película "Solo se vive una vez", a partir del 12 de octubre en cines. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!