martes, 4 de febrero de 2014

Gamer

Para disfrutar mínimamente de este thriller futurista es importante ser lo que su título indica, un "jugón" en toda regla. Primero debido a la interesante idea de controlar a sujetos reales como personajes de un videojuego y segundo debido al ritmo frenético al que te somete, el cual causa nerviosismo más que otra cosa. El llamativo dúo protagonista interpretado por Gearard Butler y Michael C. Hall queda desaprovechado debido a una trama mal narrada con algunas escenas que rozan el ridículo. Al final la película se convierte en lo que pretende criticar, un espectáculo entretenido hasta la médula pero vacío que tan rápido se ve como se olvida.

Mi puntuación: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!