viernes, 7 de febrero de 2014

Pí, fe en el caos

Primer largometraje del director Darren Aronofsky, quien estrena películas con cuenta gotas, aunque todas con algo que decir y llenas de calidad. En este caso tenemos los albores de su peculiar estilo de dirección, caótico, con repetición de los mismos planos y con un ritmo vertiginoso. Los poco conocidos actores que aparecen cumplen en sus papeles y consiguen transmitir la sensación de agobio que se respira en el ambiente. Lo más flojo quizás sea su trama, interesante al principio pero demasiado alargada, la cual recuerda sospechosamente a la serie de televisión "Touch", inspirada sin duda en esta película o como mínimo en la misma idea de base.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!