sábado, 13 de noviembre de 2021

Coming Home in the Dark

Despiadada producción neozelandesa que no se anda con rodeos en ningún momento, más allá del que dan para volver a casa en la oscuridad, y que si bien impacta por la historia de fondo, es la crudeza de las imágenes y la sequedad de sus personajes lo que más hondo cala. Otra baza es el trabajo de su cuarteto protagonista que poco a poco va desgranando los personajes mediante sus convincentes interpretaciones y una revelaciones argumentales, que si bien no acaban desvelando todos los hechos ni justifican ciertos comportamientos, sirven para mantenernos en vilo durante los tensos y agrios noventa minutos que dura.

Mi puntuación: 6/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.