martes, 8 de octubre de 2019

After Midnight

Los monstruos sirven para todo, incluso para una ácida comedia romántica medio sonada, será porque el amor perdido crea engendros, o por lo menos eso es lo que sugiere esta humilde película. Aquí de lo que trata el juego es de buscarle tres pies al gato en las relaciones de pareja, con la participación desinteresada de un bicho pertinaz que desmonte cualquier lógica, y de la tensión al estrés hasta llegar al paroxismo. Y lo mejor es que se disfruta sin darse uno cuenta, con media sonrisa en los labios ya que parece una tontería, y lo es, pero una de aquellas que dan sentido a la vida, real o ficticia. Hay que gozar, que  son dos días, o eso dicen.

Puntuación @tomgut65: 7/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!