jueves, 27 de diciembre de 2018

Aquaman

La "marvelización" del Universo Extendido DC sigue adelante, y en esta entrega de su héroe acuático es llevada al límite con un tono humorístico exacerbado que roza el ridículo y una puesta en escena sobrecargada, confusa y dolorosamente colorida. Si bien su elevado presupuesto ha permitido pagar grandes estrellas de cine, no ha servido para que los efectos especiales sean mínimamente aceptables, abusando del croma hasta el agotamiento y con la sensación de estar viendo la intro alargada de un videojuego Triple A, lleno de caras inexpresivas cuyo previsible argumento no deja de ser una versión space opera de Hamlet en el fondo oceánico. En casos así al menos queda la diversión, pero ni eso, ya que sus dos horas y media se hacen muy cuesta arriba, y pasados sesenta minutos lo que queda es comprobar con que nueva insensatez o chiste malo nos van a sorprender.

Mi puntuación: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!