miércoles, 26 de diciembre de 2018

Tiempo después

Extensísimo reparto coral lleno de caras conocidas al servicio de una comedia futurista, surrealista y metafórica, que si bien despierta interés en sus primeros compases, dada la interesante propuesta que plantea, se va deshinchando paulatinamente víctima de su propia fórmula que se acaba agotando. La reiteración del mismo tipo de chiste, alargando situaciones que no dan más de sí, eclipsa una muy evidente crítica social y antropológica, que también acaba relegada a un segundo plano dentro del caos narrativo y de la escenificación sobrecargada de personajes. Aún así, entretiene en todo momento y hace reír esporádicamente sin caer en el ridículo o en lo obsceno, lo cual es de agradecer.

Mi puntuación: 5/10


Mini crítica de @cineEnCines

En el mundo quedan solo los privilegiados en un edificio representativo, y cuando un parado intenta conseguir su parte del pastel, empiezan los conflictos. Esta película, inclasificable, delirante y gamberra, cruza la ciencia ficción con el absurdo, como una especie de Snowpiercer cínico y cañí. La dirección de actores es remarcable, porque entregan los diálogos más extraordinarios con gran naturalidad, lo que resulta al tiempo chocante y divertido. Seguro que habrá muchas controversias sobre esta película, que tendrá, como "Amanece que no es poco", partidarios acérrimos y detractores no menos convencidos, pero esta redactora se ha divertido con ella, y eso ya es mucho.

Puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!