miércoles, 12 de octubre de 2016

Crudo

Mucho se había oído hablar de esta película por su dureza visual, pero por fortuna no es para tanto, y aunque tiene un par de escenas de cerrar los ojos, en general se centra más en el "problema" de su protagonista que en mostrarnos explícitamente las consecuencias cruentas del mismo. En el fondo no deja de ser un drama juvenil sobre la inseguridad de aceptarse a uno mismo, en este caso harto difícil, pero con un trasfondo con el que uno puede sentirse identificado. Así que no os dejéis llevar por lo que digan sobre lo violenta que es o los mareos que provoca, dadle una oportunidad, apartad la mirada si sois de estomago delicado y disfrutad de este largometraje que bajo la piel de las imágenes esconde una deliciosa historia.

Mi puntuación: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!