miércoles, 8 de octubre de 2014

Goodnight Mommy

Todo empieza con lo que parece un juego infantil de dos hermanos gemelos y acaba siendo una cruel y desatada muestra de sadismo. Aquí radica el principal problema de esta esperada cinta austríaca, escoge el camino de la violencia gráfica detallada en lugar de sugerir. De hecho, una vez vista parece más la típica película de psychokillers que cualquier otra cosa perjudicando lo que podría haber sido un ensayo sobre la perversidad para ser pornografía de la violencia. De todas formas el final, una mezcla entre lo psicológico y lo sobrenatural, redime en parte los defectos anteriores aunque pise terreno ya visitado en numerosas, y mejores, obras previas del fantástico.

Puntuación @tomgut65: 4/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!