lunes, 6 de octubre de 2014

La distancia

Un cubo parlante enamorado de una chimenea, ladrones enanos con extraños poderes mentales o un vigilante de seguridad que desparece esporádicamente en otra dimensión son algunos de los elementos que componen este mundo de fantasía en el que te puedes sumergir de algún modo pero que nunca acabarás de comprender. Como dice el director sólo nos pretende relatar un robo, pero el modo de hacerlo, que puede llegar a fascinar, se escapa de mi capacidad mental dejándome indiferente incluso en un final al que no encuentro explicación posible.

Mi puntuación: 3/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!