viernes, 10 de octubre de 2014

R100

Lo que empieza como una comedia irreverente sobre el sadomasoquismo con matices de thriller se va volviendo más absurda con el paso de los minutos hasta llegar a un punto en que nada tiene sentido y no sabes si reír o llorar, por suerte yo opté por la primera opción. Por momentos recuerda a un capítulo del popular "Flying Circus" de los Monty Python ya que tira de los recursos más rocambolescos posibles para descolocar al espectador con escenas y comentarios que se burlan tanto de la sociedad moderna como de la propia película. Un tipo de cine muy peculiar que en condiciones normales debería horrorizar a cualquiera pero que si abres tu mente puede hacerte disfrutar de un modo diferente.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!