martes, 22 de abril de 2014

Laura

Han pasado setenta años de su estreno y esta obra maestra sigue tan magnífica como el primer día. Desde un comienzo propio del cine negro que deriva hacia un melodrama romántico hasta un gran giro final, todo ello desarrollado con unos estupendos diálogos gracias a un brillante guión lleno de sutilezas e ironías. Sin olvidar a un soberbio Clifton Webb, un joven Vincent Price, un sobrio Dana Andrews y, sobre todo, una bellísima y subyugante Gene Tierney. Es, sin duda, una de las cinco películas que me llevaría a una isla desierta (aún no tengo del todo claro las otras cuatro).

Puntuación @tomgut65: 10/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!