sábado, 22 de febrero de 2014

Destino final

En una época en que estaban de moda las películas donde un psicópata se dedicaba a matar adolescentes estúpidos surgió esta película que, usando la misma base, le dio un giro a la fórmula convirtiendo al destino en el asesino de turno logrando algo medianamente inteligente. El ritmo es muy alto de inicio a fin sin dar un respiro al espectador y como suele pasar en este mundillo sólo queda enturbiada por la sucesión de pésimas secuelas con las que nos han estado bombardeando hasta la fecha.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!