martes, 24 de noviembre de 2020

Kriya

Lo que iba a ser una noche de pasión se convierte en una fiesta menos amena para un disc jockey que acaba en un casi entierro al que nadie la ha dado vela. De este modo, en la mansión donde tiene lugar toda la historia, empiezan a aparecer, literal y figuradamente, los fantasmas pasados y presentes de unos personajes que poco a poco irán mostrando las cartas de un juego que por momentos pone los pelos de punta. Tampoco es que vayamos a pasar mucho miedo, pero un elaborado diseño de producción y un halo constante de intriga expectante fomentan un suspense que aumenta progresivamente de intensidad en esta producción india que combina de manera muy oportuna el terror y la tradición.

Mi puntuación: 6/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!