martes, 5 de noviembre de 2019

Estafadoras de Wall Street

Jennifer López se queda con lo más sustancioso en esta cinta de corte feminista, sección empoderamiento. Exhibe un poderío físico envidiable en la barra de stripper y fuera de ella, como la diva que es, y una vigorosa elocuencia en los diálogos, que son por cierto lo más destacable. Lo que resta carece de músculo dramático o semicómico, ni siquiera como reflejo de unos supuestos hechos reales, por el tono ligero, presuroso y deslavazado que la directora le imprime. Y no es que le falte cierto encanto y algo de crítica sardónica a la jungla de Wall Street y sus tiburones financieros, pero el caldo resultante es más propio de dietas hipocalóricas. Producto digno, entretenido e irrelevante, poco más que decir.

Puntuación @tomgut65: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!