lunes, 29 de octubre de 2018

Bohemian Rhapsody

Esperado y anhelado biopic del vocalista más grande del pop-rock, Freddie Mercury, y, por extensión ineludible, de su banda "Queen". Como somos confesos admiradores hemos entrado con buena predisposición, y las expectativas casi se han cumplido en su totalidad. La estructura en breves pasajes significativos en la trayectoria personal y profesional del cantante de origen parsi impide profundizar en su excéntrica y formidable personalidad, y no va más allá de los cuatro clichés de sobras conocidos por el público.

Es la célebre música, en óptimas dosis, y las excepcionales caracterizaciones de los actores, la de Brian May destaca sobremanera, en un diseño de producción detalladísimo, lo que nos transporta y volatiliza los ciento treinta y pico minutos que dura la película. Es de justicia valorar a Rami Malek, que pese al leve parecido físico con el Divo logra captar sus gestos y poses tan características en el escenario, sobre todo en la apoteósica recreación del concierto Live Aid en 1984. Obligada para los que han olvidado como se vibra cuando el cine y la música hacen una perfecta comunión.

Puntuación @tomgut65: 7/10






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!