viernes, 26 de febrero de 2016

El hombre de una tierra salvaje

Pocas veces el cine ha reflejado con tanta fidelidad la crueldad de la naturaleza y, a la vez, su inmensa belleza. Un experimentado trampero, tras ser malherido por un oso, es abandonado por sus compañeros en un inhóspito entorno. Y es la interpretación de Richard Harris, ese gran actor casi olvidado por las nuevas generaciones cinéfilas, la que transmite el enorme instinto de supervivencia que se requiere al afrontar tal extrema situación. No es una obra del todo redonda, para serlo hubiera necesitado a un director de mayor entidad, pero funciona de principio a fin lo suficiente como para ser digna de admiración. Similar argumento inspira la reciente El renacido de Alejandro G. Iñárritu, hasta el punto de que deba ser considerada como un remake, pese a que el director mejicano no esté dispuesto a reconocerlo oficialmente.

Puntuación @tomgut65: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!