domingo, 28 de febrero de 2016

Biutiful

Javier Bardem copa el protagonismo absoluto con su habitual derroche de talento, en una película por la que mereció ganar su segundo premio de la Academia, aunque haciendo evidentes las carencias de unos secundarios que ponen ganas, pero empañando parte del resultado final. Aunque su extenso metraje hace que resulte pesada en varios momentos, al menos sirvió para que Iñárritu dirigiera por primera vez algo diferente a su tradicional cruce de historias, y además con un resultado más que aceptable. Una manera diferente de adentrarse en las calles de una desalmada y nada turística Barcelona.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!