lunes, 5 de mayo de 2014

Mucho ruido y pocas nueces (2012)

Fiel al texto original pero ambientada en la actualidad, este hecho descoloca un poco al principio, aunque una vez superada esta primera fase de adaptación se disfruta y entretiene sin problemas. La responsable de que esto ocurra es la  propia historia creada por William Shakespeare, que, moviéndose entre una amplia variedad de géneros, sabe como atrapar al espectador y divertirle con los tejemanejes de sus protagonistas, la mayoría interpretados por amiguetes del director de la película Joss Whedon. Sigo prefiriendo la anterior versión dirigida y protagonizada por Kenneth Branagh, pero si quieres verla de un modo diferente esta es una aceptable oportunidad.

Mi puntuación: 5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!