jueves, 8 de mayo de 2014

El viento se levanta

Despedida por todo lo alto (o de altos vueltos) de un grande de la animación con la película más madura de su filmografía y que, a pesar de estar inspirada en hechos reales y ambientada en una de las épocas más convulsas de Japón, mantiene intactas la magia y la ternura a la que nos tiene acostumbrados el realizador nipón. A pesar de su duración se hace realmente corta y de hecho se agradecerían unos cuantos minutos más, ya que después de lo bien retratados que están todos los personajes y la calma con la que nos han narrado sus vivencias, llegamos a un final algo brusco y que nos deja un regusto agridulce, tanto por la realidad que nos muestra como por saber que no disfrutaremos de más largometrajes del maestro Miyazaki.

Mi puntuación: 7/10


2 comentarios:

  1. Genial, me encanta la crítica.
    Estoy en todo de acuerdo menos en la puntuación, espero que algún día le subas un puntillo. Jajajaja.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Es que el final me descolocó un poco pero nunca se sabe quizás se la acabe subiendo ;)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar!