lunes, 27 de enero de 2020

Los días que vendrán

Realidad y ficción se entremezclan en este drama tan íntimo y cercano como la situación que viven sus protagonistas. Real es el embarazo que avanza a lo largo de la película, y también la pareja actoral que lo ha provocado, aunque sus nombres en la película no sean los de verdad, al igual que tampoco lo son las complicadas situaciones que nos relatan, que sin ser auténticas, transmiten igualmente una total credibilidad gracias a la pasmosa naturalidad y desparpajo de las interpretaciones. Un retazo primordial en la vida de unas personas aleatorias con las que es tan fácil identificarse como imposible no conmoverse. 

Mi puntuación: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!