viernes, 10 de enero de 2020

El final de todo

Netflix reincide en la temática apocalíptica, debe ser que a su clientela le va esto de cargarse el mundo desde el sofá. Pero esta vez les ha salido una enorme medianía, y eso siendo generosos. El misterioso cataclismo, nunca sabremos si mundial o no, empieza abriendo expectativas halagüeñas, pero el globo se deshincha en cuanto los protagonistas se ponen en camino para salvar a una indefensa, y embarazada para mas inri, dama en apuros. El desarrollo es incoherente, tanto en comportamientos como en situaciones, y la parte final deja ojiplático al más pintado y proclive espectador. Por lo menos quedan unos aparentes, aunque escasos, efectos de destrucción urbana y algún que otro brote verde argumental y de interpretación, verbigracia a Forest Whitaker. Pero no pasa nada, es un fiasco pero no el fin del mundo, la vida y Netflix seguirán adelante igualmente.

Puntuación @tomgut65: 4/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!