domingo, 18 de noviembre de 2018

Blood Paradise

Desfasante cinta de terror sueca en la que apenas ocurre nada relevante en tres cuartas partes de su metraje, salvo varias escenas cargadas de humor nimio y absurdo, y cuando por fin sucede algo, o se veía venir o simplemente no tiene sentido. Además, la escasez de recursos financieros es más que palpable, tanto en su fotografía demasiado colorida como en una realización convencional que se dedica a explotar la sexualidad de su protagonista femenina, rodeándola de hombres babosos en una producción carente de ideas digna de un tipo de cine setentero que hoy en día ya no tiene razón de ser.

Mi puntuación: 2/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!