miércoles, 23 de diciembre de 2015

Sin City: Una dama por la que matar

Luce igual que la primera, tiene los mismos directores, comparte muchos personajes, aunque no actores, y hay muertes y pechos femeninos, los de Eva Green como de costumbre, pero aún así no es ni la mitad de buena que la anterior, y lo que nos cuenta carece totalmente de garra. Quizás las mejores historias ya las explicaron en la primera entrega, o la desgana y las prisas se apoderaron del rodaje para filmar cualquier cosa que se pudiera estrenar. Sea como sea el resultado es decepcionante, haciéndose pesada en muchos tramos y dando la impresión de ser un mero producto de explotación que por suerte, la escasa aceptación de crítica y público, acabó poniendo en su lugar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!