sábado, 26 de diciembre de 2015

Al interior

Una Nochebuena cualquiera una mujer embarazada es atacada por una loca mientras unos cuantos incautos van cayendo como moscas en sus garras. Un planteamiento muy navideño con una trama de trasfondo que sólo sirve como excusa para mostrarnos sangre y vísceras explícitas en una de las películas más cruentas e incómodas que se pueden encontrar. Realmente corta y con un ritmo endiablado, su premiada labor de maquillaje nos pondrá los pelos de punta haciéndonos sufrir al presenciar una encarnizada lucha por la supervivencia. Otro largometraje, que al igual que Martyrs, sigue las pautas del extremismo francés para impactarnos y perturbarnos por partes iguales.

Mi puntuación: 6/10


2 comentarios:

  1. Una joyita europea del género de lo que llevamos de siglo. Casi me dejó en shock la primera vez que la vi. Sin duda un placer para los amantes del terror y la sangre. Coincido contigo.

    Un saludo! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esa época el cine francés dejó algunas películas muy duras que sin duda impactan mucho cuando las ves. Compartimos gustos por lo visto ;) Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!