miércoles, 4 de marzo de 2015

Los pingüinos de Madagascar

Hay ciertos personajes que situados en segundo plano aportan el toque de humor y los gags justos para hacer gracia en momentos concretos, pero cuando se les da una película en la que copan todo el protagonismo pueden llegar a saturar como en este caso. Hay que decir, que sobre todo al principio, nos ofrecen algunas escenas bastante ocurrentes y divertidas, pero conforme pasan los minutos la fórmula se agota volviéndose repetitiva dentro de una trama que se encasquilla progresivamente hasta llegar a un final ausente de toda imaginación. Sólo apta para los peques de la casa que adoren a estos singulares pingüinos.

Mi puntuación: 4/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!