martes, 23 de diciembre de 2014

10.000 km.

Una secuencia sin cortes de veintitrés minutos marca el meritorio inicio de esta película que después cambia totalmente de estilo para empezar a relatarnos días sueltos mediante breves escenas en las que podemos ver todo tipo de situaciones íntimas, unas más típicas o interesantes que otras, pero siempre dotadas de un realismo considerable. El mérito de esto recae principalmente en las actuaciones desbordantes de naturalidad de sus dos protagonistas que nos llevarán por la montaña rusa de una relación a distancia en la que se pondrán a prueba las prioridades y sentimientos de una pareja contemporánea.

Mi puntuación: 6/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!