jueves, 30 de octubre de 2014

Filth, el sucio

Como bien refleja el cartel, esta película es ante todo James McAvoy, y hay que reconocer que el actor escocés lleva a la perfección toda la carga cómica y dramática de una trama que impacta en mayor medida por su propuesta directa y sin tapujos. Su vibrante ritmo y un estilo narrativo, que puede recordarnos a Scorsese, da la impresión de ser solamente un intento de perturbar al espectador mediante vocabulario obsceno y sexo desmedido, pero con el paso de los minutos va tomando forma hasta llegar a un desenlace consistente y lleno de respuestas.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!