lunes, 7 de abril de 2014

Noé

No hay que tomarse esta película como una recreación fidedigna de la Biblia sino como un relato apocalíptico que nos plantea dilemas morales aplicables a la perfección en la actualidad. Aún así coge gran parte del texto sagrado pero tomándose algunas licencias narrativas que funcionan, y otras que enturbian la buena labor realizada en beneficio de conseguir un producto más comercial. Es innegable que su reparto es todo un logro reuniendo a lo mejor del cine actual con unos actores que rayan a gran nivel, pero lo que se echa más en falta es el estilo tan auténtico de Aronofsky quien, para mi gusto, arriesga muy poco convirtiéndose en su trabajo más convencional hasta la fecha.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!