miércoles, 12 de febrero de 2014

Desafío total (2012)

Todo lo que hacía especial la anterior película dirigida por Paul Verhoeven ha sido suprimido en ésta convirtiéndose en un producto vacío que basa su funcionamiento en tres largas y aburridas escenas de acción. Únicamente se salva su buena ambientación, con un estilo visual muy llamativo, pero deja en un segundo plano el argumento olvidando por completo su atractivo futuro distópico. Al menos sirve para demostrar que los remakes son innecesarios, aunque nunca aprenderán la lección si los espectadores como yo seguimos pagando por verlos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!