miércoles, 15 de enero de 2014

La vida es bella

Tomándose esta película como la fábula que es, sin buscarle los tres pies al gato y dejándose llevar por la historia que nos cuenta se consigue una entrañable y a la vez dura experiencia. Con toques de humor marxiano disparatados y momentos tiernos y melodramáticos, si nos sobreponemos a la sobreactuada interpretación de Roberto Benigni podremos disfrutar de un largometraje con un espléndido inicio y un titubeante final que aun así te dejará con ganas de volverlo a ver.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!