miércoles, 22 de enero de 2014

Déjame entrar (2008 vs 2010)

La versión americana de la película sueca estrenada en dos mil ocho mantiene un buen nivel aunque no supera a su predecesora. En el remake todo es menos sutil y deja pocas cosas a la imaginación para que las mentes yanquis puedan pillar la historia fácilmente sin dejar cabos sueltos. A pesar de eso mantiene la estética y el ritmo narrativo que tan popular hicieron la primera versión contando ambas con unos actores, y sobre todo actrices, que están a la altura de las exigencias del guión con un trabajo creíble y comedido. No voy a explicar nada del argumento para que su primer visionado os absorba como a mi lo hizo, pero una y otra nos cuentan lo mismo, así que si podéis elegir, mejor ver la original.

Mi puntuación: 7/10 vs 6/10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!