jueves, 16 de enero de 2020

The Witcher (1ª Temporada)

Mucha gente ve en esta nueva serie de Netflix la sucesora de Juego de Tronos, pero nada más lejos de la realidad, ya que lo único que tienen en común es que ambas adaptan una saga de novelas de fantasía medieval. Para empezar la diferencia de presupuesto es abismal, en este caso los decorados son bastante austeros y los efectos especiales chirrían un poco en demasiadas ocasiones, aunque se esfuerzan en disimularlo con un tenebroso trabajo de fotografía. A todo esto hay que sumarle un acelerado ritmo narrativo inicial que te bombardea continuamente a base de nombres propios y datos difíciles de asimilar con eventos e historias que se cruzan a lo largo de varias décadas.

Por esta razón recomendamos una ayudita extra en internet para entender el concepto temporal de esta serie, y así no perder un hilo argumental que a partir del tercer episodio se simplifica. En el lado más positivo tenemos un imponente protagonista masculino, que pese al destacado renombre del actor y de su propio personaje, queda eclipsado en varios momentos por un buen número de tenaces  y carismáticas mujeres cuya presencia resulta primordial. En conclusión, un aceptable primer acercamiento a este Continente mágico, que mediante aventuras sueltas en cada uno de sus ocho capítulos, hilvanadas con una trama continua menos grandilocuente de lo que pretenden, consigue engancharnos lo suficiente como para dejarnos expectantes de cara a una segunda temporada que, mejor relatada y producida, resultaría igual de entretenida pero más agradable de ver. 

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!