lunes, 10 de diciembre de 2018

El regreso de Ben

Lo que podría ser un drama al uso sobre los problemas familiares que conllevan las drogas se convierte en un convincente y emotivo largometraje gracias a un maternofilial dúo protagonista que eleva la calidad del producto final por encima de la media. También es de alabar un guión que no cae en maniqueísmos ni manipulaciones, y que siempre busca un mínimo de lógica en el comportamiento de sus personajes con un tono muy realista que le otorga credibilidad. Incluso se mantiene dentro de esta línea de coherencia en los momentos donde la trama sigue unos derroteros típicos de un thriller, en una película que transmite un crudo mensaje sin dramatismos y que toca la fibra con mesura. 

Mi puntuación: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!