viernes, 10 de agosto de 2018

Mentes poderosas

Adaptación al cine de una trilogía de novelas juveniles que parece una versión limitada y descafeinada de X-Men con toques de Divergente y las pretensiones comerciales de Los juegos del hambre. Al final se queda a medio camino de nada, ya que ni la descabellada premisa distópica que propone está bien explicada ni resulta mínimamente creíble, algo que suponemos, estará mejor contextualizado en los libros originales. Aún así, en los primeros compases, la intriga por saber lo que está ocurriendo consigue enganchar, pero todo se diluye conforme gana protagonismo un romance adolescente surgido durante una aventura estilo road movie que no encaja con el tono del resto de la película. Un discreto divertimento que solo disfrutaran quienes estén en los inicios de su pubertad.

Mi puntuación: 3/10


Mini crítica de @cineEnCines

En un futuro muy cercano, los niños sufren una mutación y se ven aislados de la sociedad adulta. Este escenario tan reconocible coloca el largometraje desde el principio en la corriente de distopías protagonizadas por adolescentes. No faltan tampoco los estereotipos del género, incluyendo toda la corrección política imaginable y un muy elocuente elogio de la diversidad. Por la estructura y el final, esta obra parece estar pensada como la primera entrega de una saga, y el tono, lenguaje y romances se ajustan al público joven, que muy probablemente disfrute de la película por su buena factura técnica, su buen ritmo y el carisma de la joven protagonista. Como presentación funciona, queda por ver cómo se desarrolla en las entregas siguientes.

Puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!